Páginas

domingo, 8 de marzo de 2015

8 de marzo

Hoy es el día donde nos toca volver a gritar porque no debemos callarnos, pero ni hoy, ni mañana, ni nunca. Tenemos que seguir luchando por nuestras compañeras, tenemos que seguir reclamando lo que es nuestro, tenemos que hacer ver a la gente lo injusto de la situación, la sociedad de mierda en la que vivimos aquí o en cualquier otro país (CUALQUIER), tenemos que recordarle a todo el mundo la muerte de nuestras mujeres y tenemos que difundir la palabra para que llegue a todas partes y no queden en el olvido, para que todo el mundo vea que estamos aquí, que seguimos con esto y que cada vez hay más y más personas que se unen al movimiento. Hoy recordamos la muerte de 140 mujeres que fueron fundamentales para los derechos de la mujer trabajadora. Hoy es nuestro día.

Feliz día a todas mis mujeres que luchan cada día, que se enfrentan al machismo a cada hora, que tienen que aguantar lo inaguantable, lo que nos hace tropezar continuamente, lo que tenemos seguir pateando. Feliz día a todas aquellas mujeres que lucharon por mí, a Clara Zetkin, a Mary Wollstonecraft, a Marie Olympe de Gouges, a Simone de Beauvoir, a Concepción Arenal, a Emma Goldman, a Teresa Claramunt, a Clara Campoamor, a *inserte 100 nombres más* y a las que están, hoy en día, luchando desde sus países por una libertad sin la que nacemos por culpa de una sociedad opresora que aun después de tantos años, todavía no nos quiere conceder unos derechos que deberían ser nuestros. Feliz día a las mujeres feministas que somos criticadas en todo momento por quejarnos de no tener lo mismo que los hombres (porque es injusto de cojones), feliz día a las que son criticadas por defender una igualdad bajo la libre elección de llevar su velo puesto, a todas las invisibles, las mujeres con discapacidades, las mujeres que aún no pueden hablar (y que ojalá puedan muy pronto), las mujeres que hoy no han salido a la calle, las que aún desconocen todo lo bueno que tiene este movimiento y las que están por aprender. A aquellas que trabajan sin parar por ti, por mí y por futuras generaciones, a aquellas quieren dejar un lugar más seguro para nosotras como otras hicieron con ellas años atrás. Sobre todo a esas, a las mayores, las que me ceden ahora a mí el relevo (como ha dicho una de ellas) para continuar con una lucha que ojalá tuviera fin.

A todas, feliz día, feliz vida, sed libres y quereos más que nadie.

En este día hay que recordar, que para eso está, lo necesario que sigue siendo el feminismo para esta sociedad. Quería que recordáseis que este día existe para salir a la calle y gritar que existimos y que seguiremos luchando hasta que esto termine. En este día, aunque he tenido la suerte de no poder salir a manifestarme por cuestiones de salud, hay que tener presente a todas esas mujeres que han hecho que hoy en día nosotras seamos consideradas alguien. Y que hay que continuar por el hecho de que aunque seamos alguien, seguimos estando por detrás de hombres con nombre, seguimos siendo la mujer de, la hija de, la novia de. Porque seguimos siendo denigradas, tomadas como tontas, vejadas, no respetadas, maltratadas, utilizadas, sexualizadas, atacadas, asesinadas. 

La lucha sigue y recordad: ¡la revolución será feminista o no será!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir o simplemente tu cabeza está pensando en algo y tú no vas a comentar este post... ¡HAZLO! Los comentarios siempre son bienvenidos, ya lo sabes :)